PACIENCIA

Admin/ enero 16, 2021/ Mensajes positivos

¿Qué es la paciencia?

Se conoce como paciencia a la capacidad humana de soportar o tolerar situaciones molestas, irritantes o de adversidad con tal de conseguir un objetivo deseado, o de hacerlo de una manera deseada.

La paciencia ha sido considerada un valor por diversas tradiciones culturales humanas, y en la actualidad se la considera un rasgo de toda personalidad madura. Sin embargo, la paciencia puede apreciarse de diversas formas y en distintas situaciones:

  • La paciencia como perseverancia. El talento para resistir en situaciones de lentitud, de opresión o de espera prolongada, como pueden ser los trámites burocráticos, las salas de espera en el médico o el retardo de un medio de transporte, es una de las formas principales de paciencia. Las personas pacientes no desesperan cuando se enfrentan a estas situaciones, y comprenden que frustrarse y abandonar la carrera antes de tiempo no los llevará a cruzar la meta. En cambio, insistir en su cometido a pesar de lo molesto de la espera, eventualmente les dará lo que persiguen.
  • La paciencia como tolerancia. Otra forma valiosa de paciencia es la que se exhibe ante conductas irritantes, molestas o contrarias de otros individuos. En lugar de rabiar, molestarse o emprender peleas inútiles, que por lo general no resuelven nada, las personas pacientes pueden tolerar el disenso, dejar que los demás se expresen a pesar de no estar de acuerdo o incluso esperar al momento adecuado para opinar a su vez. De esta forma, la paciencia puede llevar también asertividad.
  • La paciencia como autocontrol. Otro caso emblemático de paciencia es el que se da cuando nos vemos forzados a postergar algo que deseamos mucho, cuando no se nos revela de inmediato una información o nos hallamos en una situación estresante, violenta o aterradora. La paciencia puede entonces imponerse como método y permitirnos llegar con cabeza fría al mejor camino hacia nuestro objetivo. Es decir, la paciencia puede consistir en aguardar por el momento perfecto para acometer una acción deseada.



Fuente: Concepto.de

NAMASTE

Compartir esta entrada